Tree ferns and bromeliads decorate the cloud forest in the Sacj  Private Reserve in central Guatemala. The Conservancy works with the Private Natural Reserve Association to strengthen management and information sharing in the conservation network to which Sacj  belongs.
Guatemala Tree ferns and bromeliads decorate the cloud forest in the Sacj Private Reserve in central Guatemala. The Conservancy works with the Private Natural Reserve Association to strengthen management and information sharing in the conservation network to which Sacj belongs. © Sergio Pucci

Comunicados

Organizaciones de la Sociedad Civil presentan estrategias para impulsar la seguridad alimentaria, haciendo frente a los efectos del cambio climático

  • A través del proyecto Centroamérica Resiliente (ResCA) en Guatemala, se están implementando estrategias innovadoras en el Altiplano Occidental para incrementar la productividad agrícola, haciendo frente a los efectos del cambio climático.
  • El Altiplano Occidental, zona en la que se produce el 90% de las hortalizas que el país consume y exporta, es altamente vulnerable a sequías, heladas, tormentas e inundaciones, impactando en el modo de vida de los agricultores.
  • ResCA ayuda a los productores a transitar a modelos resilientes frente al cambio climático para que incrementen su productividad.

Ciudad de Guatemala; 05 de octubre del 2018.- En un eventode prensa, el proyecto Centroamérica Resiliente (ResCA), conformado por The Nature Conservancy (TNC) y sus socios locales en Guatemala, AGEXPORT, Asoverde, CDRO y FUNDAECO, presentó hoy las estrategias agrícolas que se están implementando para impulsar la seguridad alimentaria del país. Estas iniciativas responden a los efectos del cambio climático que afectan la productividad de las cosechas al acentuar sequías, heladas, tormentas e inundaciones, sobre todo en la región del Altiplano Occidental.

Tal situación representa un desafío urgente para la seguridad alimentaria, pues en el Altiplano Occidental se produce el 90% de las hortalizas que el país consume y exporta y de la que dependen más de 5.5 millones de personas.

Por ello, ResCA, proyecto financiado por el Departamento de Estado de EUA y apoyado por la plataforma de multidonaciones AgroLAC 2025, trabaja con productores locales en aras de incrementar el rendimiento de sus cultivos y transitar hacia un desarrollo resiliente al cambio climático. El objetivo es generar oportunidades para que los trabajadores del campo mejoren su calidad de vida; así como beneficios para generaciones futuras en materia de seguridad alimentaria, aprovechando el potencial de Guatemala dada la calidad de sus suelos.

“Un ejemplo del trabajo de ResCA lo encontramos en Olintepeque, en donde ya hemos logrado recuperar bosques y áreas de recarga hídrica, velando por el bienestar de los suelos de los que dependen los agricultores”, mencionó Pedro Ventura, concejal de la Municipalidad de Olintepeque.

ResCA trabaja en cuatro grandes áreas para la adaptación agrícola resiliente a los efectos del cambio climático:

  • El análisis de información climática para el cuidado de cultivos y bosques.
  • La capacitación de funcionarios y técnicos del sector público y privado.
  • La implementación de sitios demostrativos con medidas para afrontar fenómenos climáticos.
  • El desarrollo de criterios técnicos para mejorar el desarrollo e implementación de políticas públicas.

Fausto Valiente, especialista agrícola de AgExport, mencionó que el interés de su organización es seguir trabajando con ResCA parafortalecer las cadenas de valor de café, árboles frutales y hortalizas. Ello con el objetivo de incrementar la productividad en 12 mil hectáreas, haciendo así mucho más competitiva la región del Altiplano Occidental.

En materia del análisis y difusión de la información climática, ResCA ha promovido la creación de una red de comunicación con más de 800 productores locales. Los agricultores reciben mensajes de texto en sus celulares sobre las condiciones climáticas, así como recomendaciones para que tomen medidas asertivas de prevención ante cualquier fenómeno climático.

Por su parte, Antonia Churuc de CDRO, señaló que, uno de los principales resultados de la labor con ResCA ha sido la impartición del Diplomado Agroambiental, el cual ya cuenta con 56 alumnos. “Se trata de un programa de capacitación a promotores comunitarios para forjar ciudadanos conscientes de que el desarrollo económico y social sólo es posible en equilibrio con los recursos naturales”, añadió.

En relación a la capacitación a agencias de gobierno, municipalidades, organizaciones no gubernamentales y academia, con ResCA se han fortalecido 27 instituciones. Para ello, se realizaron talleres y se entregaron insumos para el mejoramiento agropecuario.

Adicionalmente, se han establecido, hasta el momento, 20 parcelas demostrativas en la zona de San Juan Ostuncalco, Quetzaltenango y Chichicastenango. En éstas se implementaron prácticas y estrategias de agricultura climáticamente inteligentes tales como cosechadores de agua, un manejo integrado de plagas y la construcción de estructuras para la protección de cultivos contra heladas y granizo, entre otras.

Finalmente, en materia de políticas públicas, también se ha trabajado en beneficio de una ganadería sostenible. TNC se ha sumado a la Mesa Nacional de Ganadería Bovina para generar la Estrategia Nacional de Ganadería Bovina Sostenible y para diseñar un Manual de Buenas Prácticas para Mejorar la Adaptación al Cambio Climático de la Ganadería Bovina. Dicho manual estará, en las siguientes semanas, a disposición del sector público y privado para la capacitación de extensionistas y técnicos de campo.