The Morelos Dam (looking North; shot from US border) in Mexico as water flows into the Colorado River from USA into Mexico.
The Morelos Dam The Morelos Dam (looking North; shot from US border) in Mexico as water flows into the Colorado River from USA into Mexico. © Nick Hall

Los ríos representan uno de los ecosistemas más diversos y productivos del planeta: alimentan comunidades, apoyan economías y proporcionan electricidad a millones de personas. Equilibrar el creciente crecimiento económico y protección de la naturaleza es la mejor inversión para contribuir al desarrollo de energías limpias como la solar, eólica e hidroeléctrica, bajas en emisiones de carbono y que ayuden combatir el cambio climático. 

Sin embargo, la producción acelerada de energía hidroeléctrica representa una de las más grandes amenazas para los ríos. Prueba de ello es que dos tercios de los ríos en el mundo han sufrido alteraciones significativas.

Estas afectaciones incluyen inundaciones de áreas de cultivo, alteraciones a la conectividad de las redes hidrológicas, desplazamiento de poblaciones y pérdida de sus valores culturales, interrupción de migraciones de peces y reducción de la vida silvestre y disminución de caudales. 

Ante este reto, en TNC estamos convencidos que es posible encontrar un equilibrio entre la producción de energía y la conservación de los ríos, al articular nuevas prácticas y modelos que generen beneficios compartidos para la industria, las personas y la naturaleza.

Para lograrlo es necesario adoptar nuevos planteamientos en el desarrollo de proyectos de infraestructura energética, maximizando una perspectiva de planeación temprana, donde las metas de generación de energía sean compatibles con las necesidades sociales y con la conservación de la biodiversidad.

 

¿Dónde trabajamos?