The Nature Conservancy México

Mecanismos Financieros

1
2
3
4
5

Fideicomiso para la Zona Costera

El Arrecife Mesoamericano es la segunda barrera arrecifal más larga en el mundo. Es un ecosistema diverso que además de proteger la costa del Caribe Mexicano de las mareas de tormentas y del aumento del nivel del mar, trae beneficios económicos significativos para el destino turístico más importante de México y a sus comunidades. 

Sin embargo, el aumento en la frecuencia e intensidad con la que las tormentas golpean la costa mexicana está dañando el arrecife y reduciendo la protección costera que brinda. Por ejemplo: las playas con arrecife, como Puerto Morelos, sufrieron menos daños que aquellas sin arrecife, como Cancún, durante el paso de los huracanes Wilma, Emily (2005) y Dean (2007). Sin embargo, la cobertura de coral vivo fue afectada, lo que redujo su capacidad de proteger la costa. 

El gobierno de Quintana Roo y el sector turístico reconocen el papel que tienen los arrecifes en la protección de la costa y su repercusión en la economía, por lo que decidieron lanzar una iniciativa para conservar y restaurar el arrecife: un fondo fiduciario llamado Fideicomiso de Manejo de la Zona Costera.

Cómo funciona el Fondo

El Fideicomiso de Manejo de la Zona Costera recibirá fondos de los impuestos que generan los hoteles y la industria del turismo. El objetivo del Fideicomiso es financiar acciones de conservación de los arrecifes de coral y las playas, lo cual considere la compra de una póliza de seguro.

Este seguro de arrecife y playas paga si ocurre un parámetro previamente establecido – el paso de huracanes categoría 4 por el área asegurada. Los fondos se utilizarán para financiar la restauración de los arrecifes de coral, restaurando sus servicios de protección costera y, por lo tanto, el beneficio financiero que brinda a la economía local.

Así, en un esfuerzo colectivo reunido a través del seguro adquirido con fondos fiduciarios, la comunidad local rescata un bien importante del daño causado por las tormentas y protege sus intereses mediante la transferencia de riesgos. Además, el fondo fiduciario también apoya actividades para administrar y conservar continuamente el área costera, tanto antes como después de una tormenta, lo que significa que el arrecife puede resistir mejor el daño cuando un huracán golpea la costa.

El Fideicomiso se rige por un comité técnico e incluye un comité científico que supervisa el gasto en proyectos de conservación, además de la prima del seguro. La propuesta inicial para este proyecto abarca 60 kilómetros de arrecife y playa en el área de Cancún y Puerto Morelos.

Grupos de Interés

The Nature Conservancy (TNC), se asoció con la comunidad científica y la Comisión de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) para demostrar el valor protector del arrecife e identificar las acciones necesarias para mantener un arrecife saludable o recuperarlo y restaurarlo después de que los huracanes azotan la costa.

Durante dos años, trabajaron con las partes interesadas, que incluyen al gobierno estatal y beneficiarios tales como la industria hotelera y turística, así como expertos en financiamientos, reaseguradoras y seguros, para desarrollar la comprensión y el apoyo de los enfoques necesarios, tanto en tierra como en instrumentos financieros de conservación.

Por la experiencia de TNC, hemos demostrado el valor de la naturaleza como una forma rentable de proteger a las personas y propiedades de las inundaciones y daños causados por tormentas relacionadas con el cambio climático. 

La Política del Seguro

El seguro de arrecifes y playas es paramétrico, lo que quiere decir que está planeado para cubrir los daños cuando se cumple cierto parámetro. En este caso, la propuesta es que el seguro se active cuando los vientos alcanzan una velocidad de 110 nudos (un huracán categoría 4), ya que las investigaciones han revelado que la cobertura de corales vivos disminuye significativamente, sin posibilidades de recuperarse, tras el paso de los huracanes.

El pago del seguro cubre respuestas al daño de los arrecifes y playas, para restaurarlos a corto, mediano y largo plazo. La póliza no paga otro tipo de daños del arrecife como blanqueamiento o sobrepoblación de algas.

Significado

El lanzamiento del Fideicomiso de Manejo de Zonas Costeras podría marcar el comienzo de una nueva etapa hacia la resiliencia climática, demostrando cómo el capital público y el privado pueden utilizarse para preservar los activos naturales que protegen a la humanidad y su infraestructura.

Los mecanismos financieros que se están implementando en México se pueden replicar en todo el mundo, en economías costeras que dependen de las características naturales, pero que enfrentan un riesgo creciente debido a las tormentas y al aumento del nivel del mar.